Se ha producido un error en este gadget.

mayo 17, 2010

Tequila 3!!!!!!

Ups creo que ahora si me tarde en subir el capi, lo siento mucho, es que eh tenido una semana algo difícil y creo que las que vienen estarán igual ya que estamos terminando otro semestre, quería terminar este Fic antes del final de temporada, pero pues no se pudo, así que si por algún tiempo no quiero saber nada de Bones, tendrán que echarle la culpa a Hart y a todos los demás. Tengo los nervios de punta, es malo que en estos tiempos se terminen las series. Pero bueno aquí le dejo la continuación, espero que la disfruten y gracias a todas por la atención que le han puesto la historia.

Disclimer: Bones pertenece a la cadena Fox y a sus creadores.

En el capitulo anterior…

- No quiero lastimarlo - dije volviendo a beber de la botella.

- Créeme que lo lastimas más al negarle la oportunidad - dijo Cam. Me gire al espejo para evadir la mirada de las chicas, mientras mojaba un poco más mi rostro.

- ¿Están ahí? - se escucho una voz masculina proveniente de la puerta del baño.

-----------
Por Booth

- Ay que inoportuno eres Booth – dijo Angela mientras salía del baño – te dije que la señorita iba a estar perfectamente.

- Se tardaron demasiado, solo vine a cerciorarme – conteste esperando a que saliera Huesos de los sanitarios.

- Estábamos hablando de hombres – me dijo, al aparecer por la puerta, al mirarla pude notar que sus ojos estaban enrojecidos, al parecer había llorar.

- ¿Te encuentras bien?, ¿De quién hablaban?, ¿De Hanker?, ¿Acaso te hizo algo?

- Booth son demasiadas preguntas, y no hablaba de Hanker, el no tiene nada que ver en esto.

“Entonces de ¿quién?, Huesos no es de las chicas que lloran por un hombre, ¿Habrá otro hombre en su vida?” pensaba Booth, mirando a las chicas que se dirigían a la mesa en la que se encontraba Hodgins. El fondo musical ahora estaba a cargo de una mujer, que cantaba tristemente “En su lugar”

Al acercarse a la mesa, escucho la conversación que mantenían los chicos.

- No sé cómo pueden haber tantas canciones, siendo el subproducto de la mente de una persona, que supuestamente expresa sus sentimientos – decía Brennan

- Ay Brennan no me digas que nunca te has identificado con alguna canción – dijo la artista algo exasperada por la afirmación de la antropóloga - las canciones son el conjunto de sonidos provenientes de una armonía que al ser unida con una letra, dan como resultado una hermosa expresión de lo que pensamos

- Angela, acabas de repetir lo que dije

- ¿A sí?

- Bueno el punto es….

- El punto es que, si hablas de canciones de amor, la experiencia nos dice que, algunas se refieren a un mismo sentimiento – dije cortando a Ange – amor, desamor, rechazo, cobardía, celos, tristeza, alegría, todo tipo de sensaciones que cada uno de nosotros vive día a día. Y eso es lo bueno, saber que alguien más de un modo u otro, pasó por lo mismo, y que al poder expresar sus sentimientos se liberó. Créeme que algunas personas podrían intentar hacer eso.

“Tienes que entender
Que no fue mi intención,
Es algo en mi interior
No debo negármelo.
Es un desastre lo vez
Te lo dije una vez que podría morir
Siento pena por mi corazón
Si me dices adiós
Y me cuesta pensar”

- Entonces tú podrías escribir una canción acerca de lo que para ti es el amor, expresando tu idea equivoca del por qué se genera y cuáles son los pasos a seguir para poder tener una relación monógama – me dijo con una sonrisa en su boca.

- Pues aunque no lo creas sería una buena idea

- Chicos, por favor no empiecen a pelear, harán que desde ahora me duela la cabeza, y espero pasar por ese proceso más adelante.

- Creo que por lo mismo, es hora de que nos vayamos – dijo Hodgins, antes de que se les ocurriera pedir otra botella.

- Anda Huesos, vámonos – le dije tomándola por el brazo para que se levantara.

- ¿Tú me vas a llevar a mi casa? – me pregunto con una sonrisa no muy normal en ella, algo así como con una sonrisa picara.

- Bueno si quieres que te lleve Hodgins no hay problema.

- Hodgins tiene que llevar a Angela – me susurro al oído – para que ella le diga que él, es el hombre – termino diciéndome totalmente pegada a mí.

- Oiga, ustedes, no se olviden de mí – dijo Cam mientras intentaba levantarse – Creo que soy, el mal tercio.

- ¿El mal tercio? – pregunto Huesos

- Si me refiero al acompañante incomodo

- No te preocupes Cam, yo te llevo – le dijo Hodgins – Tu casa está cerca, primero te paso a dejar a ti y luego a Ange.

- ¡¡¡Esa es una estupenda idea!!! – grito la artista.

- ¿Dónde está mi cartera? – pregunto Huesos, pues mientras yo la deje de ver, ella había sacado todas sus cosas del bolso, encontrándose todas ellas regadas en la mesa.

- No te preocupes Bren, yo pagó – le indico Hodgins, enseñándole su tarjeta de crédito dorada.
-Ay Huesos, mira ya tiraste todo – dije levantando las cosas del piso, mientras simultáneamente la agarraba para que no se callera. Cuando empezamos a caminar ella subió uno de sus brazos hasta mi cuello.

- Espero que no te moleste la cercanía – me dijo cerca del oído.

- Por supuesto que no – le dije sin voltear a verla, pues era más que claro que tenerla cerca no me molestaba, pero si me llenaba de una sensación que recorría todo mi cuerpo, y la cual tenía que reprimir con todas mis fuerzas – Vamos Bones súbete a la camioneta.

No paso mucho tiempo, para que ella se quedara dormida. Mi Huesos, siempre tan linda, siempre tan lógica, siempre tan científica, tan inteligente. ¿Cómo podría vivir sin ella?, ¿Pero, como podría vivir a su lado, sin poder hacerla mía?

Por Brennan

- ¿Qué pasa? – dije un poco malhumorada, al sentir que tocaban suavemente mi hombro.

- Ya llegamos, te ayudo a bajar – dijo Booth apenas abrí mis ojos, el ya estaba tomando la manija de su puerta para salir del auto.

- ¡¡¡NO!!! Espera – tome su brazo, jalándolo para que se girara de nuevo. Tardo unos segundos en voltear totalmente, cuando al fin lo hizo, sus ojos me miraron de una forma, que interprete como un “no sigas”, pero no me puedo detener este es el momento - ¿Podemos hablar?

- Huesos ahora debes descansar, mañana hablamos.

- Mañana no tendré el valor de decirte todo lo que quiero que sepas – le dije riéndome, pues tenía que liberar mis nervios.

- Creo que a ti no te hace bien beber mucho

- Puede ser, la primera vez que me emborraché contigo, quería que tuviéramos sexo – negué con la cabeza, esa no era la mejor forma de comenzar esta charla, desvié mi mirada hacia las luces de la calle vacía, que por un momento comenzaron a dar vueltas.

- Huesos yo…

Bueno hasta aquí el capi quería que fuera más largo para que leyeran una parte referente al próximo capítulo, pero ya no tengo tiempo, así que hasta aquí les dejo.
Nuevamente gracias por sus comentarios.

1 comentario:

Pam Cullen dijo...

MALA! MALA! MALAAAAAAAA!!!!!!!!!!
COMO ME DEJAS EN UN MOMENTO ASI
Uff! solo de imaginar la carita de Booth con la expresion de "no sigas"
Espero el proximo capitulo
Asi que a escribir